¿Por qué hay patatas fritas en mi bolsa de aire?

¿Cuántas veces has hecho este chiste al abrir una bolsa de patatas o snacks? Pues la realidad es que no es aire, es nitrógeno y es imprescindible para que las patatas lleguen al consumidor sin perder sus propiedades organolépticas.

Este gas no reacciona con las moléculas de su alrededor y ayuda a preservar los alimentos desplazando al oxígeno para que no entre en contacto con el producto. El oxígeno, por su alta reactividad, provoca la desestructuración de los ácidos grasos (hidrocarburos o lípidos) insaturados, culpable de lo que conocemos como rancidez oxidativa y que tiene como resultado el sabor a rancio y la aparición de malos olores, muy comunes en alimentos como patatas fritas, frutos secos y snacks que no presenten una protección con nitrógeno con el envasado.

Mantener una sobrepresión de nitrógeno dentro de la bolsa, también hace que está tenga una mayor rigidez superficial, y la convierte en un escudo que mantiene el interior protegido de impactos, aplastamientos, malas manipulaciones…que perjudicarían la integridad del contenido.
Gracias al nitrógeno las patatas fritas y los snacks mantienen su forma más atractiva y conservan un aspecto dorado, un sabor apetecible y una textura crujiente, para que todos las disfrutemos al máximo. Y para que siempre queramos más.

Gaslogic Gases Técnicos es una empresa dedicada en exclusiva a las aplicaciones industriales de gases, nitrógeno principalmente, así como en su generación in situ para ahorro de costes y reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera.
Nuestro departamento de Calidad Alimentaria es experto en todo tipo de aplicaciones y requerimientos de la industria alimentaria, y su equipo técnico está siempre a disposición de todos nuestros clientes. Si perteneces al sector de la industria alimentaria y quieres  conseguir productos de calidad superior, y con toda garantía para usar los generadores de nitrógeno, contáctanos.